Microservicios

La idea de la arquitectura de microservicios es hacer una aplicación dividida en varios pequeños servicios, cada uno con su funcionalidad específica, en lugar de un solo sistema (monolito).

Los microservicios tiene como ventajas sobre la arquitectura monolítica:

Al estar subdividido en varios componentes si se encuentra un fallo en uno de ellos el resto podría seguir operando sin problemas.

Es más fácil de modificar el código y agregar nuevas funcionalidades, ya que un equipo de desarrollo puede enfocarse en uno de los módulos.

Cada microservicio puede instalarse en máquinas separadas, lo cual permite ajustar la cantidad de recursos que requiere cada uno independientemente.